Martes, 14 Agosto 2012 21:50

Casa del autor de los “Heraldos Negros” recibió a más visitantes este año

Escrito por

Más de 2,500 turistas visitaron la casa en donde vivió el poeta César Vallejo, ubicada en la provincia de Santiago de Chuco, en la sierra de La Libertad.

El alcalde de la provincia de Santiago de Chuco, Gabriel Alipio comentó que el mayor número de visitantes se registró en el mes de julio, fecha en la que se celebra la fiesta patronal de la localidad andina. La cifra representa un incremento significativo en comparación al 2011, año en que llegaron 1,200 turistas. Para este año se tiene programado recibir entre 5,000 y 6,000 visitantes. Este aumento de visitas, se relaciona con la remodelación de la vivienda y con la construcción de una réplica de la tumba del poeta en abril del presente año.

Alipio, declaró para algunos diarios locales que esto beneficia a Santiago de Chuco porque genera mayores ingresos y oportunidades laborales para los lugareños. Por ello, dijo que la municipalidad provincial ha desarrollado otros proyectos vinculados al sector turismo.

Obras de Restauración

Dentro de estos proyectos se encuentra el acondicionamiento del Pozo Sagrado, el cual sirvió como reservorio para que el pueblo se abastezca de agua hace muchos años y que actualmente quedo en desuso tras la instalaron de las redes de agua potable. Además se restaurará la réplica del “Bosque de los Amantes”, lugar que la población frecuentaba con la finalidad de encontrar el amor, según cuenta una historia local.

A su vez la autoridad agregó que se están ejecutando trabajos para mejorar las condiciones de visita al Santuario y a la Reserva Nacional de Calipuy, en donde se preserva la mayor cantidad de Guanacos del Perú y a la Puya Raimondi. También detalló que la localidad de Calipuy ya se está beneficiando con las obras de agua potable y alcantarillado, que cuentan con una inversión de tres millones de nuevos soles.

Promoviéndote Perú

En el comienzo, allá por el año 2006, Promoviéndote Perú era una de esas ideas positivas que concebimos cotidianamente, de esas que mayormente no logramos madurar por dejarlas pasar. En aquella ocasión, la intención fue cultivar la esperanza de convertirnos en el mejor intermediario entre los hacedores y el éxito, como el verdadero medio difusor del emprendimiento en la población.