Viernes, 08 Julio 2016 23:21

VESTIR EL CUERPO PARA MOSTRAR EL ALMA

Escrito por

Cuando un bebé viene al mundo, nace una alegría enorme.

Y si es por partida doble... Imagínense, a repartir baberos para todos. Experiencia que vivió Pochita -la sexagenaria vecina de mi madre- y que una vez, con una sonrisa puesta de oreja a oreja, empezó a compartir historias sobre Adrián e Iván, sus hijos, teniéndolos como protagonistas (una más hilarante que la otra). Iván y yo fuimos ‘yuntas’. Vale decir que ‘fuimos’, en tiempo pasado, porque desde que partió a España hace más de veinte años, no lo volví a ver ni a él ni a Adrián, su hermano gemelo.

Afirmar que eran idénticos era un decir. Se comportaban de forma tan opuesta que se leía como un grito de protesta para diferenciarse. Obviamente que al ser gemelos, tenían un parecido físico innegable. Sin embargo, Pochita tenía el afán de remarcar esto en su infancia ante el barrio, vistiéndolos siempre con el mismo modelo de ropa; siempre tan uniformes, tan parejos, tan iguales. He aquí el punto de quiebre para determinar quién fue quién, y en quienes decidieron convertirse luego. Según Facebook uno se volvió médico, mientras que el otro, mi inseparable amigo, en músico de conservatorio. Opuestos por donde se les mire, ¿verdad?

Independientemente del caso de los hijos de Pochita, muchos caricaturizan la forma de vestir y la minimizan, restándole identidad al individuo. No tienen en cuenta que ello es la primera carta de presentación, que manifiesta la forma de ser, el interior y el estado de ánimo cambiante de una persona. Es fácil caer en el facilismo de trivializar la imagen que uno proyecta, pero, ¿te has puesto a pensar si vas de acuerdo a lo que vistes? Lo primero es la comodidad, de eso no hay dudas pero, ten en cuenta que si durante mucho tiempo has priorizado tus estudios, trabajos u otros temas, tu nuevo entorno, círculo o cargo te forzarán a hallar la mejor versión de ti mismo. Desarrollarla dependerá de ir en sintonía con esta nueva faceta que buscas.

Del mismo modo, si hay algo que debemos tener certeza en esta vida, es que, así como tiene un final con la muerte, es marcada por un inicio, el cual, no necesariamente es el nacimiento, debido a que este parte en el momento justo que decidimos hacerlo. Una cuestión de decisión y nada aleatoria. Lo cierto es que la vida está llena de cambios azarosos, algunos suelen causarnos dolor o frustración, por lo que el camino a reencontrarnos con nuestro interior tenga mucho que ver con cómo luzca nuestro exterior. La autoestima, el éxito laboral y personal no son cosas de menor importancia. Darte la oportunidad de encontrarle un sentido, a verle el lado positivo con un cambio de look a ese giro tal vez inesperado, requiere de asesoría de imagen.

Para Patty Quinto, asesora de imagen, la imagen de uno, al ser propia, debe reafirmar un estilo único, donde (por redundante que suene) lo más relevante es que se tome en cuenta la forma que tiene nuestro cuerpo (rectángulo, triángulo o pera). Lo mismo con el rostro, se debe pedir una tipo de corte de cabello o peinado que vaya con la forma del rostro (ovalado, cuadrado, alargado o corto): “Tu imagen personal es la suma de varios factores (salud, belleza interior, arreglo personal, vestimenta, lenguaje no verbal). Mi objetivo es alinear estos factores logrando que tu imagen trabaje en tu realización personal, ayudándote a alcanzar tus objetivos y a cumplir tus sueños”. Y es que hay tener claro que, no siempre lo que está de moda nos va a quedar bien. La mejora nos va generar un retorno cualitativo a corto plazo, es un hecho.

Lo que debemos saber siempre es qué tonos son los correctos para nuestro tipo de piel y también qué colores son los que pueden combinarse mejor. Aquí ingresa la colorimetría, concepto básico que Patty utiliza al momento de asesorar a alguien. La temperatura de la piel es un factor que a menudo se pasa por alto al momento de elegir una prenda. Todas las personas tenemos una temperatura de piel, y por tanto podemos ser cálidas o frías. Por lo que es bueno conocer los colores que sí nos resaltan positivamente, para usarlos a nuestro favor. Existe para ello la Teoría de las Estaciones, la cual nos enseña a descubrir qué estación somos y qué colores utilizar, una vez que hayamos determinado nuestro tono y el contraste de piel: “Cuando eres 'verano', tienes menores contrastes; te favorece algo más intermedio o no tan intenso, porque lo que un asesor de imagen busca evitar es que el color te sobrepase”.  

Has llegado a un punto en tu vida y no te sientes bien con lo que proyectas, ¿qué esperas para asesorarte? Descubre lo mejor de ti, el diagnóstico es dado personalmente por Patty y es gratuito. Tus características físicas son la materia prima, que estarán prestas para potenciarte. Destaca lo que debes y aprende a entender los códigos de vestimenta, de tal manera que puedas construir más adelante el tuyo. La alegría se manifiesta, el temor de expresa. La imagen irradia un poco o bastante de ambas. Eso es ser auténtico. Vistamos correctamente el cuerpo, mostremos el alma.

Encuentra más sobre Patty Quinto: http://pattyquinto.com/

Faustino Amador

Nací el 2010 en un país patagónico. Contrario a lo que parezca, soy un adulto hecho pero eso sí, nada derecho. A la mujer caderona no la cambio ni por ganarme la Tinka. Nunca terminé nada, soy el eterno estudiante que prefiere analizar antes de memorizar. Constantemente viajo por el mundo, luego me caigo de la cama y aterrizo. Si sé de un tema lo estiro y si no lo sé, lo invento. Voy por la vida debatiendo con los wannabe. Tengo un búho tatuado en la espalda pero, si se trata de entrevistar o escribir, más me acomoda ser un vampiro: succiono tu sangre; tu alma; tu esencia; la suficiente para alimentar el texto que se me antoje.