Martes, 20 Marzo 2012 17:14

Jonathan Day y su Pan de la Chola

Escrito por

Un joven y apasionado panadero nos trae la versión original, saludable y deliciosa de un verdadero pan.

Quien creía que en nuestro país solo existe ese pan inflado lleno de preservantes, levadura y demás productos industriales que sólo tratan de emulan el sabor real de lo que debería ser un  verdadero pan, se equivoca, pues la industria panadera en nuestro país está corriendo ese mal comportamiento de algunos “panaderos”.

Jonathan Day, con su “Pan de la Chola”, es quizás uno de los principales promotores de compartir con la gente la real importancia de los panes. Según sus propias palabras este producto no es algo para rellenar, ni un complemento, todo lo contrario, pues es el centro de la mesa, es la introducción a todas las comidas.

Bajo ésta visión, Jonathan ha desarrollado este acogedor negocio que pone al deleite de la gente un pan tan delicioso, como sensacional y natural. Su conocimiento nace producto de un viaje a Europa donde conoce y aprende diversas técnicas de cómo preparar este producto.

Con el tiempo y ante la necesidad de no hallar panaderías que ofrezcan un producto de calidad, comienza la aventura de elaborarlos el mismo. Fue así que de forma natural surge este gran emprendimiento.

Actualmente, “El pan de la Chola” es un lugar de culto para la gente que quiere experimentar el sabor de un buen pan artesanal, el cual tiene la garantía de ser elaborado íntegramente por Jonathan.

Te invitamos a disfrutar de esta deliciosa, saludable y original experiencia en la Avenida La Mar, Miraflores. Los horarios son de lunes a jueves de 8am a 8pm y los días viernes de 8:00am a 2:00pm. Altamente recomendable.

Promoviéndote Perú

En el comienzo, allá por el año 2006, Promoviéndote Perú era una de esas ideas positivas que concebimos cotidianamente, de esas que mayormente no logramos madurar por dejarlas pasar. En aquella ocasión, la intención fue cultivar la esperanza de convertirnos en el mejor intermediario entre los hacedores y el éxito, como el verdadero medio difusor del emprendimiento en la población.