Martes, 18 Septiembre 2012 00:00

Don Ítalo: El pedacito de Italia peruano

Escrito por

Hace poco más de dos décadas, una tradición familiar en la casa de los Caravelli se convirtió en algo nuestro.

Más de veinte años forjando un emprendimiento, posicionando una cultura, mezclando sabores europeos con insumos nacionales, fusionando comidas para crear una suculenta gastronomía que aporta y satisface al público nacional. Eso representa Don Ítalo, una empresa de origen italiano pero con corazón bien peruano.

Un almuerzo íntimo de italianos radicando en nuestra tierra se convirtió con el tiempo en nuestra experiencia. Cuenta Giancarlos Caravelli, gerente comercial de la empresa, que las comidas hechas con la receta de su Nonna fueron la principal motivación para crear este negocio.

Luego de conquistar paladares de círculos amigos,  su padre decide viajar por Italia para aprender todo sobre la industria de las pastas, y claro está traer maquinarias semiautomáticas para su elaboración,  fue así que se dieron los primeros pasos para crear la empresa.

El crecimiento del negocio vino junto al desarrollo de los supermercados, aquí es donde empezaron a comercializar el producto y además, fue en esta etapa donde perfeccionaron y se exigieron al máximo para ofrecer calidad.

Don Ítalo ha desarrollado productos italianos como ravioles, capelletti, tortellonis, todo tipo de lasagnas, entre otros. Sus pastas y salsas poseen un sabor particularmente delicioso. Además, este emprendimiento se considera como uno de los primeros en introducir estos productos en congelados.

En la aventura gastronómica a la que se embarcaron  se produjo también con el tiempo recetas, maridajes y salsas, los cuales van siempre acompañados de diversos consejos para disfrutar las pastas en su máximo esplendor.

La evolución y consolidación del negocio reflejan una alta calidad de insumos y procesos, pues para esta familia la elaboración de pastas y productos italianos representa su vida, su familia o  simplemente algo con lo que siempre han vivido.

Promoviéndote Perú

En el comienzo, allá por el año 2006, Promoviéndote Perú era una de esas ideas positivas que concebimos cotidianamente, de esas que mayormente no logramos madurar por dejarlas pasar. En aquella ocasión, la intención fue cultivar la esperanza de convertirnos en el mejor intermediario entre los hacedores y el éxito, como el verdadero medio difusor del emprendimiento en la población.