Miércoles, 16 Enero 2013 00:00

El amor por los animales, el más noble atributo del hombre

Escrito por

Ser animalista se basa en el amor que se tiene por los animales respetando su vida y protegiéndolos al igual que un ser humano.

Por: Paola Ballarte

Si escarbamos por nuestra historia veremos que los animales han sido de vital importancia, como en el pasaje bíblico donde se cuenta sobre el arca de Noé o en la teoría de la evolución, que nos dice que provenimos de un simio. En pocas palabras tanto el ser humano como los animales han logrado adaptarse y compartir el mismo espacio geográfico. Entonces porque no pedir para ellos las mismas leyes que nosotros, que avalen el respeto a su medio ambiente y a su vida.

Hagamos una pausa y meditemos, si los animales son parte de nuestras vidas, entonces ¿Por qué maltratarlos? Creemos que existe un pensamiento erróneo que dice que “La vida del hombre vale más que la de un animal”. Finalmente los animales cumplen funciones similares que el hombre como reproducirse, sobrevivir y formar comunidades entre otras; los dos son seres vivos.

Es gratificante saber que existen personas que entienden un jugueteo, una mirada o una necesidad que proviene de un animalito, que se preocupan por el bienestar de ellos y que se dedican a brindarles amor como lo son los “Animalistas”.

Respeto por la vida

Para un animalista el respeto por la vida de un animal es tan vital como proteger la de un ser humano.

Los animalistas rechazan todo tipo de maltratos hacia estas especies, porque tienen siempre presente que ellos también sufren y sienten igual que nosotros. Luchan cada día por los animales, manifestándose, invirtiendo tiempo y dinero en ellos, dando razones a las personas para que entiendan que los animales merecen respeto al igual que un ser humano.

Según, Alexandra Hidalgo (20), estudiante de comunicaciones, “Ser animalista se basa en el amor por los animales, es algo que vas aprendiendo poco a poco”. Esta joven ha dedicado casi un año ayudando en el Albergue “Marlene”, quienes han venido desarrollando un buen trabajo encargándose de rescatar, cuidar y poner en adopción a las mascotas que no tienen hogar.

“En el albergue hacen diversas actividades, dedican tiempo, comparten cariño con los animalitos que necesitan”. Comentó, que no solo son perros y gatos sino todo tipo de animales. “En realidad es un tema de cultura que se debe inculcar aquí en el Perú, es sobre todo respeto a ellos”.

Al igual que Hidalgo existen otras personas que también cuidan y protegen a los animales tal y como es el caso de la reconocida actriz de “Al fondo hay sitio”, Irma Maury, quien por medio de albergues dedica su tiempo en rescatar animales y darles un hogar lejos de los maltratos.

A diario nuestras calles son el reflejo de una cultura de abuso e indiferencia que sufren los animales. Se ha vuelto tan común convivir con estas actitudes indiferentes, alejándonos de la calidad de ser humano. No olvidemos que al igual que el hombre los animales también tienen derecho a vivir en un espacio digno en donde reciban amor y felicidad.

Promoviéndote Perú

En el comienzo, allá por el año 2006, Promoviéndote Perú era una de esas ideas positivas que concebimos cotidianamente, de esas que mayormente no logramos madurar por dejarlas pasar. En aquella ocasión, la intención fue cultivar la esperanza de convertirnos en el mejor intermediario entre los hacedores y el éxito, como el verdadero medio difusor del emprendimiento en la población.