Jueves, 25 Septiembre 2014 00:00

Grecia Ruiz Bravo, un monumento de belleza

Escrito por
Grecia Ruiz Bravo, un monumento de belleza Comunicadora audiovisual. Ganó a Mejor Contribución Social con un documental en el Festival en Texas-EE.UU. Escribe para la revista Belleza XL, tiene su columna “Perú Equis Ele”. Además es fundadora y conductora de Lima XL.

Sé que no soy el único que se desilusionó con la bajadaza de peso que se metió la Rampolla (la apetecible sexóloga puertorriqueña que sale en tele). Pucha no sé, es como si hubiera perdido todo su encanto, su chiste, su gracia latina-caribeña. Lo único gordito que le quedaron fueron sus labios (superiores… ¡Mal pensados!)... Cuando le pregunté sobre este asunto a Grecia Ruiz Bravo, conductora de Lima XL, un canal de YouTube orientado a toda la comunidad de tallas grandes, me respondió relajada: “Cada quien es libre de hacer lo que desee con su cuerpo y si ella es feliz con eso, pues bien. No estoy en contra de las cirugías bariátricas, estoy a favor de la felicidad de las personas”.

Entrevisté a Grecia, habló acerca de Lima XL y me dejó una guía que, gorditos o no, debemos seguir todos para querernos, respetarnos y sentirnos cómodos con nosotros mismos:

¿Cómo nace la idea de Lima XL?

Lima XL nace a raíz de que en la capital no había canales de YouTube que cubrieran los eventos y cosas organizadas para la comunidad de tallas grandes, ni que se dedique enteramente a esta comunidad. Tengo habilidad y conocimientos en el tema audiovisual así que me lancé a la piscina a hacer este proyecto realidad.

Ningún número en la balanza te hace ser más o menos persona que cualquier ser humano en el planeta, ser gordo no es algo que defina tu personalidad.

¿Cuánto tiempo tiene en el aire y qué tipos de comentarios recibes a raíz de tu trabajo?

Tiene un año y un mes al día de hoy, a muchas personas con gordura las ayuda mucho en cuanto a conocer nuevas tiendas de ropa, la moda que hay en Lima. He tenido detractores porque consideran que promuevo la obesidad. No lo considero así, considero promover la felicidad de las personas que ven el canal Lima XL.

¿Qué debería tener presente los/las gorditas para valorarse tal y como son?

Deberían plantearse el hecho de que ningún número en la balanza te hace ser más o menos persona que cualquier ser humano en el planeta, ser gordo no es algo que defina tu personalidad ni deberían dejar que la gordura las haga sentir de determinada manera. Todas las personas, gordas o flacas, valen por lo que tienen tanto en el cerebro como en el corazón.

¿Cómo te sientes con tu figura?

He llegado a un punto en el que amo cada curva de mi cuerpo, cada rollo, cada estría  y lo que más me gusta es mi capacidad de demostrarle eso al mundo: estoy cómoda y feliz conmigo. De hecho, al inicio de la aceptación a mi cuerpo era difícil puesto que sentía que era la única mujer gorda y joven en Lima que no tenía qué ponerme, pero con la creación de +L: Compañeras de rollo (grupo en Facebook para mujeres peruanas de talla grande), conocí muchas tiendas que brindan ropa linda y eso, verme bien, me hace sentir bien. Podría decirse que ahora me ‘adorno’, es decir, uso ropa bonita hecha para mi talla. Las cosas no son como antes que las mujeres robustas se limitaban a ponerse un forro sin forma y tener que estar contentas con eso. Hoy queremos mostrar nuestros cuerpos y sentirnos como diosas. ¿Por qué? Porque podemos.

Cuéntame sobre campañas que fomenten la autoestima en el Perú y en el extranjero.

Aquí en Perú no hay alguna campaña marcada dirigida al sobrepeso y obesidad pero si han crecido mucho las que a mí me gusta llamar ‘fatshionbloggers que promueven la moda para tallas grandes.  Sobre las campañas en el extranjero, tengo por ahora a tres en mente: #effyourbeautystandards iniciada por Tess Munster, #losehatenotweight de Virgie Tovar y #everyBODYisflawless de Gabifresh junto a Nadia Aboulhosn.

¿La gordura siempre afecta la salud?

No, lo que realmente afecta la salud son los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo. Considerar que todos los gordos comemos muchísima comida chatarra y no nos ejercitamos es tan tonto como pensar que las personas delgadas van al gimnasio todos los días y no consumen chocolates, galletas, hamburguesas o gaseosas. No se debe juzgar el estilo de vida de nadie solo por cómo se ve. Todos conocemos a la típica amiga flaquísima que come como desquiciada y no engorda ni un gramo, del mismo modo, hay gordos que comen la mitad de lo que ella comería y siguen siendo gordos y en perfecto estado de salud.

Todos conocemos a la típica amiga flaquísima que come como desquiciada y no engorda ni un gramo, del mismo modo, hay gordos que comen la mitad de lo que ella comería y siguen siendo gordos y en perfecto estado de salud.

¿Cómo se debe atacar a enfermedades como la bulimia y la anorexia?

No imponiendo estereotipos de belleza inalcanzables para la mayoría de mujeres. Existe un estudio hecho por ANAD (National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders), señala que en Estados Unidos solo el 5% de mujeres es como el que se retrata en los medios y estoy segura que la tendencia se repite por América Latina y en nuestro país. Concientizando a los niños que no se deben insultar de ‘gordo’ ya que gordo no una palabra que se debería tomar como algo peyorativo sino como solo un adjetivo más.

¿Cuánta participación tienen los padres y allegados en lo que respecta a la autoestima en una persona?

Demasiada. Ellos son tu primera fuente de ‘aceptación’ en el mundo real. Son ellos quienes te dicen si estás - muy gordo - para que el mundo te aprecie o si te falta tal o cuál atributo corporal para llamar la atención. Una familia que consolida la autoestima de un menor y lo hace sentir querido creará a una persona sin complejos.

Uno de los tantos puntos de la discriminación en toda sociedad es la gordura ¿Alguna vez has tenido alguna experiencia que tenga que ver con tu apariencia, quizá en el colegio? ¿Cómo se supera? 

La verdad es que en el colegio no he tenido malas experiencias con mi gordura, era un colegio de mujeres y no se referían al peso de nadie más que el de ellas mismas. Donde sí tuve problemas fue en mi casa; para los doce años, constantemente me humillaban con la ilusión de que haciéndome sentir mal conmigo misma logre odiar mi cuerpo y bajar de peso pero a raíz de ello, me dieron la fuerza para seguir adelante con mis ideales y también a poder ayudar a muchas personas y no dejar que nada ni nadie las haga sentir mal por sus kilos. Tomé todo lo negativo de mi vida para convertirlo en positivo para mí y los demás. Una de mis metas cuando decidí darle un giro a mi vida fue ser modelo de tallas grandes en mi propio país y aunque no me he ganado el título de ‘modelo’ aún, puedo decir que he modelado para marcas nacionales y me siento orgullosa de ello.

Por último, ¿en qué proyectos te encuentras trabajando?

Por ahora estoy terminando mi trabajo de titulación que trata sobre la plataforma creada para mujeres conformada por +L: Compañeras de Rollo, Lima XL y la columna en la revista Belleza XL. Sigo en la producción de videos para el canal de YouTube y contentísima con el relanzamiento de la revista, espero puedan leerla ya que es muy útil para toda la comunidad latina de tallas grandes.

Algo más que agregar...

Para todas las chicas gorditas que están pasando un mal momento porque se sienten incómodas con su peso, las invito a buscar en Facebook a Lima XL y a +L: Compañeras de rollo. Quiero decirles que no se sientan solas, somos muchas las personas que hemos pasado por esos malos momentos llenos de angustia, ansiedad y desesperación pero si aprendes a amarte, la vida empezará a cambiar y la verás de un modo bastante positivo. Finalmente compartiré unas sabias palabras del famoso drag-queen RuPaul: ¿Si no te puedes amar a ti mismo, ¿cómo demonios vas a amar a alguien más? ¡Amén!

Más información: https://www.facebook.com/limaxl

https://www.youtube.com/channel/UCxe6R0z_1I7Imp0d-1dxgVg 

 

Hans B

Lima. 1982. Payaso de profesión (Sin ejercer por el momento). Nostálgico empedernido de mi infancia. Era de los chicos que en la primaria su madre lo sacaba a bailar de la mano con una niña del otro lado del salón y ni siquiera la miraba a la cara. La payasada me iba a salir cara, por lo que mis padres me apoyaron para estudiar comunicaciones y aquí estoy escribiendo un poco, observando nuestra sociedad y dándole algo positivo.