Lunes, 10 Diciembre 2012 00:00

RUNASIMINCHIC : Aprendiendo quechua en Miski Takiy

Escrito por

Miski Takiy, el programa folclórico de TV Perú que conduce Damaris y su madre, Saywa, han incluido un segmento donde se dedican a enseñar quechua de la mano de dos maestros catedráticos. En esta entrevista Damaris nos da mayores alcances de esta iniciativa.

Por: Yadir Gómez

¿En qué consiste la sección donde enseñan quechua?

Tenemos una nueva secuencia en Miski Takiy que hemos llamado “RUNASIMINCHIC” que busca enseñarle al público las nociones básica del quechua para que puedan hablarlo. Hemos empezado por el sur peruano con el quechua ayacuchano. La clase empieza con palabras básicas, como los elementos de la casa o la familia. Poco a poco, el público se va a ir integrando con el idioma de tal manera que cuando vayan a un pueblo, puedan entender y hablar, ciertas palabras que lo identifiquen como quechua hablantes.

¿Por qué se da la iniciativa de enseñar este lenguaje?

Siempre hay un interés por rescatar el quechua y hacer que no se pierda en el tiempo. Es nuestro idioma materno que enlaza todo el Ande peruano. Creo que es nuestro deber como peruanos preservarlo porque corre el riesgo de ser olvidado. Hay tanta gente que sale de su tierra y ya en lima va perdiendo su idioma natal, porque no están en un lugar donde por necesidad tienen que hablarlo.

¿En qué consiste la clase?

La secuencia es un bloque completo que esta dirigido por dos maestros catedráticos de la Universidad San Marcos, que son Odón Aldoradin y Manuel Chalco, además cuentan con el apoyo de mi madre (Saywa). La clase esta matizada con textos, como teatralizados y los van hablando entre los dos maestros y mi mamá. También con canciones que mencionen las palabras o lo que se ha enseñado ese día. La idea es que con el tiempo podamos reconocer los distintos dialectos que hay en el Perú, y también el quechua de distintas zonas. Yo también soy una estudiante como el público, que va a tomando nota de cada clase para poder ir hablando un poquito en cada programa.

¿Cómo crees que ha sido la aceptación del público para estas clases?

Creo que hay mucho interés, porque ha habido mucha acogida desde que comenzó esta secuencia. Mucha gente ha comentado sobre estas clases que estamos dando. Ahora hay todo un tema con sentirse orgulloso de ser peruano, con poder reivindicar nuestras costumbres y reconocer toda la tradición que tenemos como país. Si hay un reconocimiento que el quechua es el idioma materno en nuestro país, lo han tomado de muy buena manera con mucho interés y con ganas de poder aprenderlo.

¿Cómo es tu relación con el quechua?

El quechua siempre ha estado en mi familia, ha sido parte natural de nosotros; mi madre y mi abuela lo hablan. Para mi es un poco complicado hablarlo fluidamente, sin embargo lo escucho diariamente, y lo entiendo. Recuerdo mucho de pequeña cuando mi abuelo se quejaba en quechua de los nietos -entre ellos yo- por las travesuras que hacíamos; entendíamos exactamente todo lo que decía. Es cuestión de escucharlo, le pasa a la mayoría de peruanos, porque la gran mayoría de nosotros somos hijos de provincianos y tenemos el quechua en nuestros genes, sólo debemos despertarlo.

Se dice que el quechua es el lenguaje del amor…

El quechua es un lenguaje muy poético. El hombre andino tiene un amor incomparable con la naturaleza, y es en el quechua donde se desarrollan todas esas metáforas. Son expresiones de amor que siempre están tomando a la naturaleza como medio para llegar a la otra persona. Por eso creo que es el lenguaje del amor.

¿Cómo ayuda a generar inclusión social este tipo de iniciativa?

Es parte de reconocernos como quechua hablantes. Reconocer que es el idioma materno, que es el lenguaje que abarca más territorio en nuestro país. Sin embargo en Lima tenemos muchos inmigrantes que han venido y han ido perdiendo sus costumbres, pero si queremos conocer más sobre nuestra cultura, tenemos que salir de la capital.

Con el tiempo el número de quechua hablantes en nuestro país se ha reducido ¿Por qué crees que ha pasado?

El rechazo de parte de los citadinos a los provincianos ha hecho que éstos por querer integrarse a la capital dejen sus costumbres, ahí esta el quechua y su manera de relacionarse con la vida. Sin embargo nuestra cultura siempre va a estar presente. El Perú siempre ha sido un país multirracial. Estamos en un momento donde reconocemos al Perú con todas sus virtudes y estamos teniendo el valor de poder decir, “yo soy quechua hablante”.

¿Como sería un Perú quechua hablante?

Sería un Perú en los que podamos comprender, no sólo desde afuera las costumbres, sino poder vivirlas desde adentro, porque hay cosas que no se pueden traducir. De esa manera vamos a conocer realmente la esencia de nuestro país, que esta en aquellos pueblos donde se manifiesta toda esa riqueza cultural de manera natural; es parte del día a día.

Para finalizar que le dirías a los quechua hablantes.

No pierdan sus conocimientos valiosísimos, que lo transmitan a sus hijos de manera didáctica como un juego, diciéndole los números, las partes del cuerpo, como saludar. Es importante que lo escuchen y que lo hablen en casa, que los hijos aprendan para conservarlo.

Promoviéndote Perú

En el comienzo, allá por el año 2006, Promoviéndote Perú era una de esas ideas positivas que concebimos cotidianamente, de esas que mayormente no logramos madurar por dejarlas pasar. En aquella ocasión, la intención fue cultivar la esperanza de convertirnos en el mejor intermediario entre los hacedores y el éxito, como el verdadero medio difusor del emprendimiento en la población.