Los Niños Góticos

Valora este artículo
(1 Voto)

Autor: Javier Arévalo
Editorial: Estruendomudo
Año: 2010

Con la genialidad que caracteriza a Javier Arévalo, los niños góticos es una novela que fue escrita durante diez años (1998-2008), sustentada con una investigación biográfica de todos sus personajes, siendo el detonante para fusionar ficción con realidad.

Es notable la asimilación y familiaridad con que el escritor se ha relacionado con los protagonistas de su novela, que no son otros que algunos de los intelectuales peruanos más importantes de principios del siglo XX como Abraham Valdelomar (Abraham), José María Eguren (Josemari), César Vallejo (César) y José Carlos Mariátegui (José Carlos). Arévalo fusiona fragmentos importantes de cada una de las vidas de estos ilustres literatos nacionales, para reconstruir hechos que han servido de inspiración, admiración y han sido motivos de investigación para generaciones sucesivas, como la sublime danza al compás de La Marcha Fúnebre de Chopin que interpretó la bailarina suizo-argentina Norka Rouskaya, en el cementerio Presbítero Maestro en 1917 para José Carlos Mariátegui, César Falcón y un pequeño grupo de amigos. En la versión que nos presenta el libro, el acto artístico es observado deliciosamente por Abraham, César, José Carlos, Luis Alberto (Sánchez) entre otros.

No solo son los actores principales nuestros literatos de bandera, sino una niña de 14 años, llamada María del Pilar, que teje trajes para infantes muertos y que está inspirada en el famosísimo poema de José María Eguren, La niña de la Lámpara Azul. Ella, su hermano Ignacio que es el encargo de retratar a los niños muertos y su padre, el dueño del negocio de pompas fúnebres, Don Belisario Gay, forman parte de la historia de los niños góticos.

Este libro no solo contiene una historia entretenida, oscura o envolvente, además de instructiva, estamos seguros que también te animará - si no lo has hecho aún- a echarle una ojeada a la biografía de estos ilustres personajes, que tienen muchas cosas en común a parte de estar todos ligados a la literatura en sus diferentes vertientes: Son provincianos que conquistaron la capital, el Perú y el mundo con su capacidad creadora.